El Ayuntamiento impone el aparcamiento de Mar de Cristal a pesar del creciente rechazo vecinal

El delegado de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante, confirma la construcción de un ‘parking’ disuasorio para casi 300 vehículos en la misma parcela donde miles de personas reclamaron en 2017 la creación de zonas verdes con equipamientos

Por Hortaleza Periódico Vecinal

Ángel Sánchez, El Chato, es uno de los imprescindibles de Hortaleza. Fijo en un sinfín de movilizaciones vecinales desde hace décadas, fue uno de los vecinos más activos en la rebelión contra los parquímetros que el Ayuntamiento de Alberto Ruiz-Gallardón impuso en 2005 en las calles del casco histórico del distrito.

“Esto me recuerda mucho a aquello”, decía sonriente, con su habitual gorra calada, el pasado 5 de diciembre en la glorieta de Mar de Cristal, mientras observaba como un interminable reguero de gente descendía por la calle Mar Adriático portando pancartas. Cientos de personas se manifestaban, a pesar de la pandemia, contra la “fiebre de aparcamientos” del Consistorio de José Luis Martínez-Almeida en el distrito, donde pretende gastar casi cuatro millones en la construcción de parkings disuasorios el próximo año, lo que supone el 41,6% de las inversiones previstas para 2021 en Hortaleza.

Las movilizaciones para frenar proyectos donde los coches pasaban por encima de los intereses del vecindario han sido una constante en la historia de Hortaleza de los últimos 50 años. En los setenta, el barrio de Portugalete consiguió detener la construcción de una autovía que arrasaba con sus viviendas. En los ochenta se sucedieron manifestaciones contra una M-40 proyectada junto a los bloques de San Lorenzo o Parque de Santa María; también contra la Gran Vía de Hortaleza que cercenaba parte del Pinar del Rey.

Ahora lo que provoca malos humos es el proyecto del aparcamiento disuasorio en Mar de Cristal, sobre el mismo terreno que miles de personas pidieron convertir en una zona verde con equipamientos en 2017 mediante una consulta ciudadana. En vez de árboles, esta parcela municipal de ubicación privilegiada, la “joya de la corona” del distrito, en palabras del concejal de Hortaleza, Alberto Serrano (Ciudadanos), podría llenarse de vehículos a finales de 2021 si se cumplen los plazos del Ayuntamiento.

OPACIDAD DEL AYUNTAMIENTO

El aparcamiento disuasorio de Mar de Cristal fue anunciado en octubre de 2019 por el Gobierno municipal de Partido Popular y Ciudadanos dentro de la nueva estrategia del Ayuntamiento para mejorar la calidad del aire en la ciudad. No se desveló ningún detalle del proyecto ni tampoco se ofreció una justificación para su emplazamiento, criticado de inmediato por vecinos y vecinas que constituyeron la Plataforma contra el Parking de Mar de Cristal. La parcela elegida, entre las calles Arequipa y Ayacucho, está rodeada de viviendas y flanqueada por un instituto público y un centro de salud. Además, enfrente se encuentra el centro comercial Gran Vía de Hortaleza, que cuenta un gran aparcamiento gratuito de un millar de plazas que jamás se ocupan por completo.

El millar de plazas del aparcamiento gratuito del centro comercial Gran Vía de Hortaleza, junto a Mar de Cristal, no se ocupan nunca

El pasado mes de junio, más de 2.000 personas habían firmado contra el parking de Mar de Cristal, y la plataforma convocó su primera concentración frente a la Junta de Hortaleza el día que se celebraba el Pleno del distrito. El PSOE presentaba una propuesta para paralizar el proyecto hasta que fuese “valorado y evaluado por los distintos partidos políticos, asociaciones vecinales y entidades del distrito, así como debatida su idoneidad en el Pleno de la Junta Municipal”. La proposición fue aprobada con el apoyo de los socialistas y Más Madrid. No hubo un solo voto en contra, porque Partido Popular, Ciudadanos y Vox decidieron abstenerse.

El concejal Alberto Serrano admitió en aquel Pleno que ningún parking disuasorio “le gusta a ningún vecino”, y aseguró que el responsable del proyecto, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante (Partido Popular), se comprometía a venir al distrito “para dar cuenta del proyecto y recabar ideas de los vecinos” en la parcela de Mar de Cristal.

REUNIÓN DECEPCIONANTE

Los meses pasaron sin noticias ni de Carabante ni del parking hasta el 16 de noviembre, cuando el Ayuntamiento presentó los presupuestos municipales para 2021 con una sorpresa: el parking de Mar de Cristal reaparecía con una inversión de 2,2 millones de euros. Además, el Consistorio incluía un millón para construir otro aparcamiento en Valdebebas y medio millón de euros para terminar el de Fuente de la Mora.

Tras la manifestación del 5 de diciembre, Carabante se apresuró a visitar Hortaleza. Lo hizo el pasado día 9 para detallar a representantes de los partidos políticos y algunas asociaciones vecinales un proyecto que ya estaba redactado con planos elaborados en junio, cuando el parking supuestamente se encontraba paralizado. El edil confirmó que el aparcamiento “multimodal” contará con 279 plazas para vehículos y ocupará la mayor parte de la parcela de Mar de Cristal. Según Carabante, el parking será “gratuito para usuarios de transporte público” y se completará con dársenas para autobuses. Todo se construirá en el último trimestre de 2021, así se evitarán los “miles de desplazamientos” que, asegura el concejal del PP, se producen actualmente en la zona para encontrar aparcamiento.

Plano del parking de Mar de Cristal presentado por el Ayuntamiento en una reunión con partidos y asociaciones el pasado 9 de diciembre.

La reunión resultó decepcionante para la Plataforma contra el Parking de Mar de Cristal. “Fue una burla”, asegura uno de los asistentes,  que acusa al Ayuntamiento de ningunear las demandas de las más de veinte asociaciones vecinales que se oponen al aparcamiento y proponen alternativas en la parcela como la construcción de una biblioteca.

En el Pleno de Hortaleza del pasado 16 de diciembre, Más Madrid propuso que los más de dos millones de euros previstos para el parking se destinasen a los libros, pero Partido Popular y Ciudadanos rechazaron la iniciativa. Durante el debate, en la calle un grupo de manifestantes desplegaba de nuevo, a pesar de la lluvia, la pancarta contra el aparcamiento de Mar de Cristal. El pulso va para largo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s